Casa en calle el Arreo. Un pabellón de hormigón se cierra a la calle y abre al jardín descomponiendo su perímetro en una serie de planos flotantes.

 
 
 
 
 
 
 
 

Autor
Luis Izquierdo W.,  Antonia Lehmann S.B.
Colaboradores
Calculistas Luis Soler P. y Asociados, Construcción Jorge Carrasco

Ubicación
Lo Barnechea, Santiago de Chile
Superficie edificada
397 m2
Año
1998-2000

Esta casa se proyectó por encargo para una familia de padre, madre y cuatro hijos, en un sitio plano de 883 m2 de superficie, ubicado en un barrio residencial de casas unifamiliares en la zona oriente de Santiago, a los pies de la cordillera. La orientación y las vistas permitieron extender la planta a lo ancho del sitio a partir de la línea oficial de edificación distanciada a cinco metros de la línea de cierro a la calle, de modo coincidente con las casas vecinas existentes que se encuentran adosadas a los medianeros, abriéndose hacia el jardín al fondo del terreno y cerrándose por el lado del frente a la calle para conseguir privacidad. La zona libre del antejardín se destinó a patio de servicio, estacionamiento, acceso y patio de niños. En la planta baja se dispusieron las áreas de recibos, de servicios y de niños, dejando el segundo piso con el área de los padres, superpuesta sobre los dormitorios de niños para liberar una mayor altura de cubierta en la sala de estar-comedor y en la terraza techada, recintos que integran un pabellón espacialmente continuo con el jardín.

La casa se ejecutó íntegramente en hormigón a la vista empleando cemento blanco pigmentado, buscando dar una levedad a la masa propia del material mediante la suspensión de planos flotantes en un espacio luminoso.