Casa en Los Sauzales. Un pabellón lineal dispuesto en todo el largo del terreno es cualificado por una losa ondulante sobre las áreas comunes.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Autor
Luis Izquierdo W.,  Antonia Lehmann S.B, Victor Jerez S..
Colaboradores
Calculistas Pedro Araneda y Eugenio Pimentel, Construcción Jorge Gejman F. y compañía Ltda.

Ubicación
Lo Barnechea,
Santiago de Chile
Superficie edificada
458 m2
Año
1997-1998

Fotografía
Carlos Eguiguren

El terreno, un sitio plano orientado hacia el norte con un frente de 36 mts., permitió disponer la casa en un piso entre medianeros, a partir de la línea de edificación, dejando los dormitorios, la sala de estar y el comedor abiertos al jardín y orientados hacia el norte. El antejardín se ocupó como garage, patio de acceso y jardín de niños, cerrándolo a la calle en la máxima longitud que admite la norma. Al fondo del terreno, las obras exteriores de piscina, muros y pérgolas ocultan las construcciones vecinas, configurando con ellas los límites arquitectónicos del jardín y no con los cierros de panderetas.

La casa tiene, en general, una losa de cubierta plana a una altura de 244 mts., igual al largo de las planchas de moldajes, inscrita en un rectángulo que abarca el ancho completo del terreno, con recortes y perforaciones para entrantes de jardín, patios y lucarnas. Diferenciamos el espacio principal que contiene la sala de estar y el comedor, techándolo con una losa ondulada estructuralmente capaz de volar sin otros soportes sobre la terraza, apoyada sobre las vigas longitudinales invertidas de la cubierta plana, que enmarcan los ventanales, pudiendo dar a estos recintos una altura mayor y una cualidad propia, dentro de un continuo espacial particionado por un muro – biombo que contiene la chimenea.

La casa está construida con muros portantes de albañilería a la vista rellenos con elementos de refuerzo de hormigón armado. Pilares, vigas y losas son de hormigón a la vista pigmentado.