DUOC Viña del Mar. Tres volúmenes que se conectan mediante una galería perimetral conformando un patio cuadrado como centro del proyecto.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Autor
Luis Izquierdo W., Antonia Lehmann S.B., Rodrigo Searle G.
Colaboradores
Luis Soler P. y Asociados (ingeniería estructural)

Ubicación
Viña del Mar, Chile
Superficie edificada
4.439 m²
Año
1997-2000

Fotografía
Luis Izquierdo

El diseño de este proyecto estuvo determinado por tres condiciones. Primero, el terreno de forma irregular en que se distingue por una parte una franja angosta y de fuerte pendiente que acoge una quebrada natural con espesa vegetación y por otra, una zona más ancha también con grandes árboles que desemboca en la calle e incluye una casa existente. Segundo, la solución del programa que, incluyendo el reciclaje de esta casa, requería de edificios independientes pero con posibilidad de relacionarse entre sí. Tercero, parecía aconsejable un diseño donde primara la austeridad como valor que la institución deseaba proyectar, además de mantener la unidad del conjunto.

Se optó por ubicar los edificios en los costados del terreno, delimitando al centro un parque que asciende la pendiente hasta subir la quebrada. Se dispuso a un lado un pabellón alargado contra la pendiente que comienza con cuatro pisos para terminar en dos. Su estructura perimetral permite la flexibilidad interior necesaria para acoger distintos tamaños de salas de clases. Al otro, un edificio semienterrado contra la pendiente que alberga un casino y biblioteca, mediando entre la casa existente y la ladera poniente de la quebrada. Al fondo del terreno y perpendicular a este edificio, se dispuso un pabellón de aulas que atraviesa como un puente sobre la quebrada, conformando un patio cuadrado y plano de 30 x 30 mts. que constituye el centro del proyecto. El edificio se estructura en base a vigas longitudinales de hormigón, apoyadas en sus extremos y algunos puntos intermedios en pilares cilíndricos inclinados, que descargan en los bordes de la quebrada, liberando el centro para conformar un jardín continuo hasta el final del terreno.