Local VTR. Volumen cúbico de 10 m. de lado, iluminado y con mínimo repertorio de materiales, como un silencio en medio de la estridencia urbana.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Autor
Luis Izquierdo W., Antonia Lehmann S.B., Rodrigo Searle G.
Colaboradores
Fernando Salcedo (ingeniería estructural)

Ubicación
Gran Avenida, San Miguel, Santiago, Chile
Superficie edificada
220 m²
Año
1997

Fotografía
Guy Wenborne

Este proyecto forma un grupo de locales comerciales que la empresa VTR ha concebido para concentrar en cada uno de ellos servicios de venta, pagos, atención a clientes, centro de llamados y oficinas de administrativos.

En este caso, el terreno contenía en su parte posterior una casa de un piso, que se ha remodelado para oficinas de administrativos. Hacia adelante, en el espacio libre entre la casa existente y la calle Gran Avenida, se ha concebido un volumen cúbico con lados de 10 mts., construido en albañilería de bloque de vidrio arenado. El cubo es atravesado  por dos vigas de acero que marcan el acceso, contienen una losa también en bloques de vidrio y empalman con la casa existente en primer piso. A un lado de esta circulación se proyecta la losa del segundo piso, los baños y la circulación vertical.

Al otro lado se genera una doble altura que libera la fachada de vidrio y la estructura metálica que la sostiene, con el objeto de lograr una superficie limpia, sin sombras y homogéneamente iluminada de noche. Los elementos para uso del público en el primer piso, han sido concebidos en materiales resistentes como hormigones vistos, granitos, cristales arenados y mallas de metal desplegado, asegurando su duración en el tiempo.

Como respuesta al abuso de formas, texturas, colores y luces propio de una calle comercial, se optó por no contribuir con la saturación de estos recursos. El proyecto se destaca del caos existente con una forma simple, luminosa y mínimo repertorio de materiales, produciendo un silencio en medio de la estridencia urbana.